Ramón González Daher apela condena ejemplar por usura grave y pide nuevo juicio oral

La defensa de Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo apeló hoy la sentencia que los condenó a 15 años de cárcel y 5 años de prisión, respectivamente, por los hechos de usura grave, lavado de dinero y denuncia falsa. Solicita anular el fallo y que se realice un nuevo juicio oral.

Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo.
Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo.Diego Peralbo

Bajo patrocinio de los abogados Jorge Bogarín, Bettina Legal, Gustavo Leguizamón y Richar Rojas el condenado a 15 años de cárcel por usura grave, lavado de dinero y denuncia falsa Ramón González Daher; y el sentenciado a 5 años de pena privativa de libertad por lavado de dinero Fernando González Karjallo apelaron hace instantes el fallo dictado el 10 de diciembre pasado por un Tribunal de Sentencia Especializado en Delitos Económicos.

En el extenso documento de 129 páginas, presentado esta siesta en la Oficina de Atención Permanente del Palacio de Justicia de Asunción, la defensa argumenta que la Sentencia Definitiva N° 515 del 17 de diciembre pasado, dictado por el tribunal integrado por las juezas Claudia Criscioni (presidenta), Yolanda Portillo y Yolanda Morel, “posee graves errores y vicios que acarrean su nulidad”.

Destaca que el fallo condenatorio vulnera el artículo 398 inciso 3°, en concordancia con el artículo 400 del Código Procesal Penal, argumentando que el Tribunal de Sentencia modificó los hechos objetos de juicio por otros absolutamente distintos, que son los hechos que tuvieron como acreditados.

“Estamos ante una resolución judicial donde prevalece la fundamentación aparente, el mero formulismo, la cual no se ha fundado en la Constitución, en la ley, en la doctrina y en la jurisprudencia como fuentes del Derecho. Simplemente copia los hechos objeto de juicio y finalmente tiene por acreditados otros distintos, que la tornan una decisión indiscutiblemente viciada, carente de un razonado análisis que permita conocer con precisión y seguridad, cuáles han sido, en definitiva, los motivos por los que en nombre de la República del Paraguay, se ha ejercido la potestad sancionadora del Estado”, resalta la defensa en el relato de los agravios.

Califican además a la S.D N° 515 de “incongruente” y afirman que hubo una errónea subsunción por parte de las juezas de sentencia, ya que a criterio de la defensa no se han configurado ni el hecho punible de usura ni el lavado de dinero y tampoco la denuncia falsa.

Finalmente los abogados defensores aseguran que la reprochabilidad de padre e hijo no fue probada, que el tribunal aplicó erróneamente el artículo 65 de Código Procesal Penal y que el comiso de bienes fue calculado sobre una estimación que hicieron las juezas de sentencia.

Histórica sentencia

El Tribunal Especializado en Delitos Económicos condenó por unanimidad el pasado 10 de diciembre a Ramón González Daher a 15 años de cárcel por los delitos de usura grave, lavado de dinero y denuncia falsa; y a su hijo Fernando González Karjallo a 5 años de prisión, por el hecho punible de lavado de dinero.

El fiscal Osmar Legal probó en el juicio oral que entre los años 2014 y 2019 RGD otorgó préstamos usurarios a 156 personas, entre las que están el querellante adhesivo Julio Adolfo Mendoza Yampey, el abogado Federico Campos López Moreira, el escribano Ramón Zubizarreta, Tania Villalba y los empresarios Edemilson de Lima y Armindo Vera Ferrer, quienes contaron en el juicio oral el calvario que sufrieron al no poder pagar los excesivos intereses que imponía el hermano del entonces influyente exsenador colorado Óscar González Daher (+).

Para el tribunal también quedó demostrado mediante los testimonios de esas víctimas, que varias empresas fueron a la quiebra porque ya no tenían la capacidad de pagar los préstamos usurarios, ya que RGD cargaba nuevos intereses sobre los intereses ya establecidos.

En cuanto al hecho de lavado de dinero, el Tribunal de Sentencia concluyó que padre e hijo mintieron al sistema financiero, ya que disimularon la procedencia de los grandes montos de dinero depositados en sus cuentas bancarias, tanto en guaraníes como en dólares, haciéndolo pasar como ganancias por las actividades de alquileres y venta de inmuebles, cuando en realidad eran frutos de la usura.

Según lo probado en el juicio oral y público por el fiscal Osmar Legal, el clan González movió más de G. 6,5 billones mediante la usura, durante los cinco años que abarcó la investigación.

Para las juezas del tribunal también quedó probado que RGD presentó 156 denuncias por estafa ante distintas unidades del Ministerio Público, de Luque y Central, en contra de sus víctimas de usura, presentándose él como víctima de hechos de estafa. Para ese fin utilizó los cheques entregados por sus prestatarios como garantías de los créditos usurarios que les otorgaba.

Comiso de bienes por más de US$ 47 millones

Además de las condenas carcelarias, el Tribunal de Sentencia Especializado en Delitos Económicos hizo lugar al pedido del agente fiscal Osmar Legal y decretó el comiso especial de bienes de Ramón González Daher y de su hijo Fernando González Karjallo, por la suma total de G. 240.554.525.035 y US$ 11.711.977, que según lo probado en el juicio oral es el fruto de los intereses excesivos cobrados por los acusados a las víctimas de usura.

El agente del Ministerio Público había solicitado el comiso especial solo por G. 216.160.795.503, por ser el resultado de las ganancias indebidas, sin embargo, la presidenta del tribunal, Claudia Criscioni, explicó que junto a sus colegas realizaron los cálculos sobre los préstamos otorgados entre el 2014 y 2019, con un interés del 6 por ciento mensual, y concluyeron que es muy superior.

Siguen en libertad

Por disposición del tribunal, Ramón González Daher y Fernando González Karjallo seguirán libres hasta tanto quede firme la presente sentencia. Esto teniendo en cuenta que al inicio de la investigación estuvieron presos en la Agrupación Especializada durante seis meses, con lo que cumplieron la pena mínima, según explicó la presidenta del colegiado, Claudia Criscioni.

Tanto el fiscal Osmar Legal como la abogada Patricia Doria, representante del querellante adhesivo Julio Adolfo Mendoza Yampey, habían solicitado durante los alegatos finales que padre e hijo vayan a prisión, alegando que existe peligro de fuga y obstrucción, atendiendo la alta pena establecida y el gran poder económico que tienen.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.