El Senado no puede verificar contratos para la compra de vacunas antiCOVID

El senador Amado Florentín, presidente de la Comisión de Control del Senado, resaltó esta mañana que a partir de la aprobación de la denominada “Ley de vacunas”, los legisladores ya no pudieron ejercer control alguno sobre las compras de los inmunológicos contra el COVID. Consideró que con el contexto actual ya se puede plantear la derogación de normativas como esa, que “dan ciertas restricciones de acceso a la información”.

Vacunas de Covax, llegando a Paraguay de manera muy tardía.
Vacunas de Covax, llegando a Paraguay de manera muy tardía.Gladys Villalba Jara, ABC Color

“A partir de la ‘Ley de vacunas’ ya no tuvimos acceso a los contratos firmados entre Paraguay y las farmacéuticas para la provisión de vacunas”, resaltó esta mañana el senador Amado Florentín al analizar los cuestionamientos que giran en torno a la compra de inmunológicos contra el COVID.

En ese contexto, resaltó que el país debe tener acceso a todos los contratos que se firmaron durante la peor etapa de la pandemia. “El Paraguay no puede estar ausente de eliminar leyes que le dan ciertas restricciones de información a la ciudadanía”, consideró en contacto con ABC Cardinal.

Así también, el legislador consideró que en su momento, debido a la crisis, se debieron aceptar ciertos puntos, como por ejemplo el pago de una millonaria suma para ingresar al Mecanismo Covax y poder acceder a la compra de vacunas a través de la OPS.

Indicó que los más de G. 48.000 millones que se solicitaban para ingresar a Covax se plantearon como una contribución para la investigación y fabricación de las vacunas. “Esa es la explicación que dieron desde el Ministerio de Salud en su momento”, añadió.

Así también, señaló que si los legisladores se rehusaban a apoyar normativas como la “Ley de vacunas”, el país podía quedarse sin vacunas. “Que a fin de cuentes fueron las que ayudaron a mejorar la situación de la pandemia”, argumentó Florentín.

Las vacunas que no llegaron

Cabe recordar que el contrato con Covax fue un fracaso total durante la pandemia. En octubre de 2020, Paraguay transfirió a la cuenta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) un total de G. 47.954.303.040 al contado, o sea US$ 6.847.680.

Documentos indican que se trata de una prima no reembolsable que debía garantizar la entrega al país de más de 4 millones de vacunas. Sin embargo, solo llegaron 1.093.200 unidades, luego de innumerables reclamos. Incluso el ministro de Salud, Julio Borba, aseguró haber pedido “auxilio” a la OPS y la OMS, que tampoco respondieron.

Ahora, el Gobierno busca rescindir el contrato y recuperar parte del dinero.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.