Covax: los G. 48 mil millones pagados por vacunas contra el covid son irrecuperables

El Mecanismo Covax resultó ser la gran estafa de la pandemia. El 1 de octubre de 2020, Paraguay transfirió a la cuenta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), G. 47.954.303.040 al contado, o sea, US$ 6.847.680. Documentos indican que se trata de una prima no reembolsable que debía garantizar la entrega al país de más de 4 millones de vacunas, pero solo llegaron 1.093.200.

El 19 de marzo llegó el primer cargamento de vacunas mediante el mecanismo Covax. Fueron 36.000 dosis de AstraZeneca, abonadas aparte de la prima, que no es recuperable, según documentos.
El 19 de marzo llegó el primer cargamento de vacunas mediante el mecanismo Covax. Fueron 36.000 dosis de AstraZeneca, abonadas aparte de la prima, que no es recuperable, según documentos.Gladys Villalba Jara, ABC Color

Entre agosto y octubre de 2020, cuando las muertes por covid-19 comenzaban a aumentar en el país, el Gobierno nacional selló acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud para hacer parte del mecanismo Covax Facility. Supuestamente, el objetivo era facilitar a los países de menos recursos económicos el acceso a las vacunas así estas fuesen autorizadas para su uso. Ciegas nuestras autoridades, tras cerrar este trato se cruzaron los brazos a esperar, convirtiéndose en cómplices de lo que terminó siendo la gran estafa de la pandemia.

Documentos a los que accedió este diario prueban que el 1 de octubre de 2020, a ocho días de que venza el plazo definido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para el pago de la prima por vacunas contra el covid-19, el Ministerio de Salud transfirió de su cuenta en el BNF (Banco Nacional de Fomento) a la cuenta de la nucleación, en el Citibank de New York, Estados Unidos, G. 47.954.303.040. El dinero, cotizado a G. 7.003 por dólar, equivalían a US$ 6.847.680.

Esta operación fue solicitada y autorizada por el ministro de Salud de entonces, Julio Mazzoleni, con el aval de los integrantes de la “Comisión Especial de Supervisión y Control de Compras Covid-19 (CESC) para Asistir al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social en la Supervisión, Control y Seguimiento de los Procesos de Adquisición de Bienes e Insumos Necesarios para la Atención del Estado de Emergencia Declarado por la Ley N°6524/2020 y Se Establecen las Medidas de Transparencia Complementarias”.

El adelanto fue calculado según las cláusulas establecidas en el “acuerdo de compra comprometida” firmado, acorde los documentos, entre el Ministerio de Hacienda de nuestro país y Gavi, la Alianza Mundial de Vacunas por sus siglas en inglés, que administra el Mecanismo Covax.

Prima de US$ 8,95 por dosis

En el marco de este acuerdo, el mecanismo pidió que los países o las economías parte tuvieran en cuenta la población según el Banco Mundial, analizaran a qué porcentaje de la población querían llegar, entre el 10 y el 50% y calculara la cantidad de dosis necesarias. Como monto base se estableció el costo de cada vacuna en US$ 1,60 además de una prima de US$ 8,95. Esto es, US$ 10,55 por cada dosis anticovid.

El gobierno de Mario Abdo Benítez (ANR), con Julio Mazzoleni como ministro de Salud, resolvieron mediante este trato llegar al 30% de la población, o sea, a 2.139.900 habitantes. Calculándose dos dosis por cada persona, el total de vacunas comprometidas con Covax fue de 4.279.800.

Por estas vacunas, la prima total correspondiente es de US$ 38.304.210. De ese total es que la OPS requirió el adelanto del 15% para antes del 9 de octubre de 2020, que se pagó el 1 de ese mes.

A cambio de esta prima, Covax se comprometió a enviar a nuestro país, con prioridad, 4.279.800, pero solamente llegaron, y con retraso, 1.093.200 dosis.

Según el acuerdo de compra, la “prima de acceso/velocidad: Se trata de una parte no recuperable de los pagos efectuados antes del otorgamiento de licencias para acelerar la fabricación o el acceso seguro a una vacuna (transferencias de tecnología, honorarios en concepto de reserva, compromisos de compra con pago anticipado)”.

Acceder más rápido, a mayor cantidad de dosis

La finalidad de esta prima era, según el documento, efectuar pagos antes del otorgamiento de licencias para garantizar que los países parte, “puedan acceder más rápidamente a una mayor cantidad de dosis en cuanto se otorgue la aprobación”.

Es probable que una proporción de estos no sea recuperable pues algunas vacunas candidatas no tendrán éxito”, advierte el acuerdo. El Gobierno, empero, puso todas sus cartas en esta sola jugadas. Abonó G. 47.954 millones al contado, en una sola transferencia, en concepto de prima.

Pero además, cabe señalar que independiente de la prima, todas las vacunas compradas a través de Covax fueron pagadas aparte. Por cada cargamento que llegó, se abonó el costo de las dosis, el flete y el seguro.

Qué es el Mecanismo Covax y cómo está integrado

Según la explicación del mecanismo Covax, enviada por la OPS/OMS al ministro de Salud Julio Mazzoleni el 9 de setiembre de 2020, “el Mecanismo Covax es un mecanismo mediante el cual la demanda y los recursos se combinan para fomentar que haya vacunas disponibles contra la covid-19 para todas las economías y que estas accedan en forma equitativa a dichas vacunas”.

“El Mecanismo Covax será administrado por Gavi, una fundación sin fines de lucro con sede en Suiza a la que las autoridades suizas concedieron prerrogativas e inmunidades”. Para formar parte, la OPS/OMS ofreció a los países dos tipos de acuerdo, el de compra comprometida, que es el que aceptó nuestro país, y el de compras opcionales, que exige el pago de una prima más alta.

Según define la CESC, integrada por legisladores y ministros para “asistir” a Salud Pública durante la pandemia, “el fondo Covax Facility es un esfuerzo mundial gestionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por la Alianza Mundial de Vacunas (GAVI, por sus siglas en inglés) y la Coalición para las innovaciones en preparación para Epidemias (CEPD) para generar vacunas y permitir el acceso de ellas a unos 160 países, todo lo que genera confianza en los resultados y calidad del producto a ser adquirido”.

Con este argumento los miembros de esta comisión nacional, autorizaron los pagos requeridos por el Ministerio de Salud a la Organización Panamericana de la Salud. Paraguay debía recibir 4 millones de vacunas, pero recibió solo poco más de 1 millón. La negligencia tuvo consecuencias económicas y sanitarias para el país, además de dejar cientos de fallecidos por covid. La Fiscalía y la Procuraduría General de la República deberían intervenir.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.