En Argentina suman indicios de terrorismo contra piloto iraní, mientras acá se paseó

La Fiscalía de Argentina solicitó ayer más medidas de pruebas en la investigación al iraní Gholamreza Ghasemi por sospechas de terrorismo, esto tras el arribo del avión Emtrasur al vecino país. Esa misma aeronave y también piloteada por Ghasemi estuvo por Paraguay en mayo pasado para llevar cigarrillos de Cartes. Acá el sindicado como terrorista estuvo de paseo durante su estadía de tres días, confirmó el ministro del Interior, Federico González.

Momento en que la tripulación del avión iraní abandona el aeropuerto Guaraní para trasladarse al hotel Dazzler de Ciudad del Este.
Momento en que la tripulación del avión iraní abandona el aeropuerto Guaraní para trasladarse al hotel Dazzler de Ciudad del Este.

El ministro del Interior, Federico González confirmó ayer a ABC que los tripulantes del avión iraní Boeing 747 con matrícula YV3531, de Emtrasur, entre ellos el investigado en Argentina por sospechas de terrorismo, Gholamreza Ghasemi, no permanecieron todo el tiempo en el hotel Dazzler de Ciudad del Este. Afirmó que la tripulación salió, pero se mantuvo en la capital altoparanaense.

“Estuvieron en Ciudad del Este, pero no salieron de esa ciudad. Sí salieron del hotel”, reveló Federico González.

Con relación a Ghasemi, precisamente ayer, la fiscal argentina, Cecilia Incardona, pidió al juez Federico Villena que realice dos decenas de medidas de prueba para establecer si el verdadero objetivo del arribo del mismo avión Emtrasur en el vecino país, también con tripulación iraní y venezolana, es la preparación de un acto de terrorismo, o su eventual financiamiento y organización. Y quiere también determinar “la posible relación del piloto Gholamreza Ghasemi con actividades de terrorismo internacional”, según publica La Nación de Argentina.

Ghasemi está sindicado como miembro de Al Quds, ala de la Guardia Revolucionaria de Irán, agrupación considerada como terrorista por los Estados Unidos, de acuerdo a un informe de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU.

La Nación agrega que en un dictamen de varias carillas, titulado “Preciso requerimiento de instrucción, solicito medidas de prueba”, la fiscal Incardona señala que “surgieron varios rastros que imponen la necesidad de proseguir la investigación respecto de Ghasemi Gholamreza, de toda la tripulación que de él dependía, de la aeronave y de su carga, conforme las obligaciones del Estado argentino para prevenir y sancionar hechos de terrorismo”.

Ghasemi integraba la tripulación de la aeronave de Emtrasur, actualmente retenida en Argentina, y que también estuvo por Paraguay del 13 al 16 de mayo último para llevar casi 80.000 kilogramos de cigarrillos de marca Ibiza, producidos por Tabacalera del Este SA (Tabesa), propiedad de Horacio Cartes.

La carga estaba valuada en US$ 799.000, una cifra muy por debajo para el movimiento logístico de un avión de esas características y cuya capacidad de carga es de 140 toneladas, de acuerdo a expertos aeronáuticos.

Según González, en nuestro país los miembros de ese mismo avión carguero recorrieron la capital esteña, sin que existan registros de sus movimientos durante los tres días, mientras la fiscalía local se mantiene en silencio.

Iraníes no figuraban en lista de tripulación del avión

Otro punto llamativo que reveló ayer el ministro del Interior es que los iraníes que llegaron a nuestro país no aparecían en la lista oficial que remitió en abril pasado la aerolínea como parte de su delegación a la Dinac. “La delegación de tripulación completa no fue comunicada en un primer momento. Los iraníes no figuraban en la lista”, afirmó.

Agregó que recién cuando arribaron al aeropuerto Guaraní de Minga Guazú se informó sobre los iraníes. “No tengo una fecha exacta, pero entiendo que fue el día o momento de ingreso a nuestro territorio”, señaló.

Fallas en control del avión iraní

Por otro lado, González reconoció que hubo una falla en cadena por parte de las instituciones del Estado que debieron comunicar de forma anticipada sobre la presencia del avión iraní, cuya aerolínea bajo la cual operaba, está vinculada a Mahan Air, empresa aérea de Irán sancionada por el Departamento de Tesoro de los Estados Unidos.

Indicó que “al existir fallas, se tienen que tomar medidas correctivas y eso es lo que se está haciendo”. Añadió que los organismos de seguridad, dependientes del Poder Ejecutivo, ya iniciaron una investigación sobre el caso.

Tripulación de avión iraní tuvo hasta custodia policial, según Dinac

El director de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Félix Kanazawa, indicó también ayer a ABC que existen imágenes del circuito cerrado que confirman que los tripulantes del avión iraní-venezolano luego de arribar al aeropuerto Guaraní de Minga Guazú, el 13 de mayo último, recibieron custodia policial hasta el hotel Dazzler de Ciudad del Este, en el cual se hospedaron.

“Se les hizo escolta policial hasta el hotel también, todo controlado, tanto el ingreso como la salida, existen todos los circuitos cerrados; 18 tripulantes entraron y salieron”, reveló.

El director de la Dinac, sin embargo, no supo responder el motivo de dicha escolta policial. “No sé por qué. Ya no voy a entrar a discutir eso porque no es mi campo, yo te puedo hablar del campo del aeropuerto. Está todo en proceso de investigación. También el jefe policial del aeropuerto Guaraní -que no recordaba el nombre- estaba en conocimiento de todo, de esta tripulación”, indicó.

Al insistírsele por el aparente trato preferencial a esa tripulación, contestó: “No sé, se le avisa justamente por la seguridad misma que se les tiene que dar a todos. Yo no puedo entrar en detalles porque todo está en proceso de investigación”.

Sumario a funcionarios de Dinac

Kanazawa dijo que actualmente existe un sumario abierto contra dos funcionarios de la Dinac, uno de ellos es el destituido subdirector de Seguridad, Gustavo Sandoval, quien supuestamente no comunicó la llegada de la aeronave a la Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI).

Kanazawa refirió que Sandoval le informó sobre el próximo arribo del avión carguero el 12 de mayo, un día antes de que llegue al país. Afirmó que entonces le recomendó al citado funcionario activar el protocolo estipulado en la Comisión Nacional de Seguridad de la Aviación Civil de comunicar información sensible a la SNI. Yo le avisé a él que tenía que activar todo el protocolo y dar aviso, pero no lo hizo por lo que fue destituido, según declaró.

El titular de la Dinac afirmó que luego se hizo todo el trabajo y la SNI alertó a toda la región sobre este avión carguero.

Por su parte, el ministro del Interior, Federico González, negó que los tripulantes del polémico avión iraní hayan tenido custodia policial durante su recorrido hasta el hotel donde se alojaron en Ciudad del Este, como declaró el titular de la Dinac.

“Hay una diferencia entre custodia y acompañamiento. El aeropuerto Guaraní tiene un protocolo de acompañamiento de delegaciones extranjeras y es lo que sucedió (en ese caso), según me informaron”, expresó el ministro del Interior.

Dicen que no tuvieron participación

El comandante de la Policía Nacional, comisario Gilberto Fleitas, también negó que hayan brindado escolta a los 18 tripulantes del avión, iraníes y venezolanos. Según indicó, la Policía no tuvo participación en el primer control dentro del aeropuerto y aseguró que no hubo solicitud de intervención ante el aterrizaje del avión iraní.

“Llegan vuelos de pasajeros y de carga y, como Policía, somos segundo y tercer anillo de control. Cuando surgen informaciones dudosas se convoca y la Policía tiene que actuar, pero en este caso no hubo intervención”, expresó. Un punto contradictorio es que Fleitas señaló que otros informes hablan de que la tripulación permaneció en el hotel durante los tres días y no se sabe si tuvieron alguna reunión.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.