Abigeos y la sequía generan pérdidas a ganaderos en el Chaco

A la dura temporada de sequía que soporta la Región Occidental y que preocupa a los ganaderos, de nuevo se suman los robos de animales vacunos. Los abigeos se encargaron de robar 37 vacas de la estancia Sarita, ubicada a unos 50 kilómetros del casco urbano de Fuerte Olimpo. Los animales sustraídos fueron recientemente inseminados y tienen un costo promedio de G. 5.000.000 por cabeza. El dueño del establecimiento, Cristhian Buttner, lamentó la situación, atendiendo al enorme perjuicio económico que le genera. Entre los animales robados, 7 pertenecían al capataz de la estancia.

Los ganaderos en el Chaco sufren pérdidas económicas a causa de la temporada de sequía y por el permanente robo de sus animales vacunos.
Los ganaderos en el Chaco sufren pérdidas económicas a causa de la temporada de sequía y por el permanente robo de sus animales vacunos.abc color

A la extensa sequía que azota el Chaco se suma el abigeo. El robo de los animales se habría producido durante la noche del pasado 7 de agosto.

El capataz de la estancia, Fortunato Almada, se percató de esta situación recién al día siguiente. Los vacunos fueron sacados de un potrero ubicado en el sector este, a unos 11 kilómetros del casco urbano del establecimiento.

Personal de la estancia procedió a seguir los trillos que dejaron a su paso los abigeos, llegando hasta el lindero de una estancia vecina.

Los marginales procedieron a desatar el cercado para permitir el paso de los vacunos, para luego volver a colocar los alambres; sin embargo, este paso fue utilizado solo como alternativa, ya que los rastros señalaban que los animales fueron llevados hasta otro sitio.

El dueño de los vacunos robados, Cristhian Buttner, dijo que pudieron identificar plenamente el lugar hasta donde fueron llevados los animales y corresponde a un retiro cuyos ocupantes están plenamente identificados; es más, el ganadero dijo que en varias oportunidades ya recibió amenazas de estas personas, por lo que no tiene dudas de quiénes fueron los autores materiales de este hecho de abigeato.

“Lastimosamente, no pudimos encontrar los vacunos robados. No tenemos pruebas, ya que los abigeos, por la estructura que manejan, se encargaron de hacer desaparecer los animales en el menor tiempo posible”, refirió el productor.

Tras realizar el conteo pudieron constatar que fueron 37 vacas preñadas las que se robaron, de las cuales 30 pertenecían a Buttner y las 7 restantes al capataz, por lo que la pérdida económica también afecta al humilde trabajador.

Vacas inseminadas

Atendiendo a que estas vacas fueron recientemente inseminadas, el precio por cada animal es aproximadamente de G. 5.000.000, por lo que el costo total llegaría a unos G. 185 millones, situación que preocupa, atendiendo a que también se tiene el problema de la dura temporada de sequía que se vive en la zona, lo cual también genera pérdidas económicas a los productores, refirió el ganadero.

El negocio del abigeato en la zona cuenta con todo un sistema de estructura, integrado por funcionarios corruptos de la Policía Nacional, Ministerio Público, Servicio Nacional de Salud Animal (Senacsa) y Poder Judicial, quienes se encargan de dar cobertura a los abigeos.

Es por eso que por lo general cuando se producen los hechos de robos de animales siempre son en grandes cantidades, como para que la repartija alcance a todos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.