Acueducto del Chaco: reinicia bombeo tras casi dos semanas de paro

FILADELFIA. Hace dos semanas el acueducto del Chaco suspendió los bombeos por problemas técnicos que impedían abastecer los reservorios de agua en Loma Plata, desde donde reenvían el vital líquido a otros puntos de la región. Desde la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay S.A. (ESSAP) alegaron roturas frecuentes en las cañerías en la primera fase de la obra en Puerto Casado, desde donde se extrae agua del Río Paraguay, sin embargo tras la larga pausa desde hoy los bombeos se retomaron y los primeros abastecidos serán las comunidades nativas.

El principal reservorio de agua del acueducto del Chaco está en Loma Plata, desde donde bombean el agua a los demás reservorios.
El principal reservorio de agua del acueducto del Chaco está en Loma Plata, desde donde bombean el agua a los demás reservorios.

Los bombeos del acueducto nuevamente se retomaron tras casi dos semanas de pausa. “Los bombeos ya están restablecidos, estamos en el proceso de llenar los reservorios y una vez que tengamos todo lleno ya tendremos agua para vender”, dijo el encargado de la ESSAP, César Martínez. Esto sería a partir del próximo lunes, indicó.

A inicios de la semana pasada desde la ESSAP regional Chaco, que es la encargada de administrar al acueducto informaban de un nuevo paro en los bombeos debido a la rotura de cañerías en la zona de Puerto Casado. Por lo que el abastecimiento del agua debió ser suspendido en uno de los momentos más críticos del déficit hídrico en todo el Chaco.

El problema principal de los constantes paros según dijeron radica en que las cañerías se rompen con la propia presión del agua y lleva días desenterrar los caños, remendarlos y volver a colocarlos. Mientras las zonas vulnerables del Chaco como las comunidades nativas deben recurrir a aljibes y tajamares comunitarios -de los pocos que aún tienen agua- para subsistir.

Agua es bombeada en varias zonas para su posterior distribución

El agua ahora está siendo bombeada primeramente a zonas como Pesempo´o y el reservorio de Filadelfia, Neuland y Villa Choferes del Chaco para su posterior distribución.

Quienes pueden comprar agua, recurren a aguateros locales, sin embargo las comunidades vulnerables se ven en serios aprietos ya que no llueve hace meses y el acueducto -una solución de bombeo de agua desde el Río Paraguay que costó más de USD 100 millones y que debía representar una solución en uno de los momentos más críticos de falta del vital líquido- tiene constantes fallas.

En cuanto a la sequía en el Chaco, pese a algunas lluvias aisladas, estas no fueron suficientes, ya que la agricultura, ganadería y el abastecimiento de los grandes y pequeños reservorios de agua dependen netamente de la densidad de las precipitaciones, las cuales este año fueron mínimas. El problema generó pérdidas irremediables de cultivos. Los últimos registros indicaron que en la última lluvia cayeron 200 milímetros, cuando lo normal a esta altura del año es prácticamente el triple.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.