Playas, museos y aventuras para hacer turismo en Itapúa durante los juegos Odesur

ENCARNACIÓN. Los atletas y turistas en general que visiten esta ciudad durante los juegos olímpicos Odesur tienen una variada gama de posibilidades turísticas para aprovechar su estadía en la zona. Conocer sobre la historia de la región, disfrutar de paisajes naturales de inigualable belleza, o apreciar la fauna de nuestro país durante un recorrido por el mini zoológico del colegio “Juan XXIII” pueden resultar una experiencia inolvidable y altamente enriquecedora.

Saltos del Tembey, en el distrito de Yatyaty, uno de los sitios de atractivo natural ubicado en el parque municipal del mismo nombre, en el departamento de Itapúa.
Saltos del Tembey, en el distrito de Yatyaty, uno de los sitios de atractivo natural ubicado en el parque municipal del mismo nombre, en el departamento de Itapúa.Juan Augusto Roa

Una propuesta para conocer algo más de la historia de la ciudad de Encarnación y del departamento de Itapúa es visitar el museo “Memoria Viva”, ubicado en uno de los espacios emblemáticos de la ciudad, en el edificio del antiguo molino harinero “San José”, a un costado de la playa del mismo nombre y a sólo pasos del centro de la ciudad.

En el museo “Memoria Viva” se puede apreciar en fotografías, utensilios varios, y partes de edificios como rejas, portales, entre otros, parte de la historia reciente de la ciudad y que desapareció como consecuencia de la construcción de la represa hidroeléctrica de Yacyreta, así como la ciudad de principios del siglo pasado.

En el museo “Casa de la Victoria” y el museo de la Academia de Historia Militar y Geográfica del Paraguay, que comparten un mismo local, sobre la calle Artigas y Cerro Cora, se pueden ver reliquias de la Guerra del Chaco, armas, pabellones, uniformes, fotografías entre muchos objetos rescatados de los sitios donde se libraron las batallas en la disputa con Bolivia por el Chaco Boreal.

El museo “Alberto Delvalle”, ubicado en el barrio Itacua, contiene valiosos testimonios de lo que fue la “Guerra Grande” o Guerra contra la Triple Alianza, librada por Paraguay ante una coalición agresora conformada por Argentina, Brasil y Uruguay.

Otro sitio interesante es el Hotel Museo del Sur, en el barrio Quiteria, que contiene una interesante colección de obras pictóricas y esculturas de la época de los jesuitas en el Paraguay.

Para conocer algo sobre la historia del ferrocarril y su gran impacto en la región a partir de la segunda década del 1900 se puede visitar el “Museo Ferroviario”, instalado en la réplica de la estación, frente a la playa San José.

En el Centro Cívico de la ciudad existe un espacio denominado , “museo de los Carnavales” donde se pueden ver fotografías de los desfiles de carvanal de antaño, de los más recientes. Trajes y tocados usados por las principales figuras de los desfiles. Este museo permite apreciar la evolución de una fiesta representativa de la ciudad que tiene más de un siglo de antigüedad.

Otro sitio de gran atractivo histórico y paisajístico es el santuario de la Virgen de Itacuá, sobre la rivera del río Paraná, a unos 10 kilómetros del centro urbano, y escasos tres kilómetros del museo “Alberto Delvalle”.

Misiones jesuíticas

Siempre en materia de historia, a unos 40 kilómetro al noreste de Encarnación se encuentra la misión jesuítica “Santísima Trinidad”, y un poco más al norte de ésta, la misión de “Jesús de Tavarangüe”. Ambos son testimonios de la labor misionera de los religiosos jesuitas entre los nativos guaraníes, en época de la colonización española en la región. Fueron declarados patrimonio histórico y cultural de la humanidad por la Unsesco.

Otro testimonio de la presencia jesuita en la región se encuentra en la ciudad de San Cosme y Damián, donde se encuentra la iglesia y museo jesuita “Santos Cosme y Damián”, que atesora obras pictóricas y esculturas en madera de arte sacro realizado por manos guaraníes bajo dirección de los misioneros de la Compañía de Jesús, hace más de tres siglos atrás.

En el mismo lugar se encuentra el observatorio astronómico “Padre Buenaventura Juárez”, nombre del misionero jesuita fundador del primer observatorio en su tipo en la región, con ayuda de los nativos guaraníes. San Cosme se encuentra a 100 kilómetros al oeste de Encarnación, se llega a través de la ruta PY01, y luego un ramal de 30 kilómetros desde la ruta hasta la ciudad.

Turismo de aventura

A unos 50 kilómetros al noreste de Encarnación, por la ruta PY06, el turista puede llegar a uno de los sitios emblemáticos del turismo aventura en el Paraguay: el distrito de Nueva Alborada.

Senderismo a través del bosque nativo y atractivas serranías con vistas al río Paraná. Recorrer la mítica “teju kuare” o caverna de los lagartos, o disfrutar de una visita a la productora de miel de abejas “Flor Dorada” y al “Paraíso de la frutilla” son atractivos ineludibles de una ciudad encantadora.

Un poco más al noreste, siempre por la ruta PY06, en la ciudad de Bella Vista, a unos 60 kilómetros de Encarnación se encuentra la ciudad de Bella Vista, la capital nacional de la yerba mate. Aquí el visitante puede conocer todo sobre uno de los más importantes rubros de la economía nacional, íntimamente ligada a la cultura de nuestro país, que es la yerba mate.

Sitios como “Mate Roga”, en el corazón de Bella Vista; el museo de la yerbatera Pajarito, o el “Mate Bar” del museo de la yerbatera “Selecta” son hitos que conducen al visitante a conocer sobre este rubro tradicional del Paraguay.

El museo “Los Fundadores”, creado y sostenido por un nieto de inmigrantes alemanes, Ernesto Fischer, contiene gran parte de la historia desarrollada por estas comunidades de inmigrantes que poblaron la zona desde los primeros años del 1900.

Un poco más al noreste, a unos 130 kilómetros, sobre la margen derecha del río Paraná, la apacible ciudad de Capitán Meza ofrece otro tanto de la historia de la región, surcada por visionarios y sabios hombres que dejaron sus huellas, como el caso del antropólogo Federico Mayntzhusen, que vivió y murió en el lugar, luego de fundar la colonia y quedarse a vivir con una nativa de la parcialidad aché guayaki, Emma Buyagi.

También pasó por este lugar, unos años antes, el célebre botánico suizo Moisés Bertoni, quien desarrolló parte de su labor de investigación en cercanías al arroyo Yaguarazapa, antes de su instalación definitiva en el lugar donde actualmente se encuentra el museo que lleva su nombre, en el departamento de Alto Paraná.

Subiendo un poco más al noreste del departamento se encuentran la ciudad de Yatytay, sobre la ruta “Corredor de la Exportación”, con sus atractivos saltos del arroyo Tembey. Un sitio de singular belleza en medio de un bosque nativo. Este es un parque municipal habilitado para hacer camping, dispone de baños públicos, y un restaurante.

Dónde hacer playa en Encarnación

Itapúa es reconocida a nivel nacional e internacional por sus atractivas playas sobre el río Paraná. A la concurrida playa San José ubicada en el borde mismo del microcentro, se suman las de Mboica`ê, ubicada sobre el perfil oeste de la ciudad, y la playa Pacucuá, al sur del casco urbano.

La playa San José será escenario de las competencias de Odesur en las modalidades Vela, Natación y Triatlón.

Carmen del Paraná

A unos 35 kilómetros aguas abajo se encuentran las playas de Carmen del Paraná, una ciudad que se originó durante la época de los López como asentamiento urbano, y hoy es cuna de una de las principales corrientes inmigratorias del este de Europa.

Carmen del Paraná dispone de tres playas:

  • Tacuary,
  • Pirayu y
  • Ybycu’i.

De la tres, la mejor equipada y concurrida es la playa Tacuary. La ciudad es un sitio histórico. Aquí se libró la batalla de Tacuary entre tropas paraguayas y del puerto de Buenos Aires comandadas por el general Manuel Belgrano, en marzo de 1811.

Tiene también un museo ferroviario donde se aprecian algunas antiguas locomotoras de vapor y vagones.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.