“No podemos hacer nada”, dice UIP ante suba de combustibles y ajuste de salario

La Unión Industrial Paraguaya (UIP) sostuvo que el Gobierno nada puede hacer con relación a los ajustes del precio de los combustibles y del salario mínimo, ya que el primer caso es factor exógeno al país y el otro, lo obliga la ley. Añadió que solo queda “ajustar los cinturones”.

Enrique Duarte, presidente de la UIP, recomienda a la gente "ajustarse los cinturones".
Enrique Duarte, presidente de la UIP, recomienda a la gente "ajustarse los cinturones".Gentileza

Enrique Duarte, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), reconoció que es inevitable el ajuste de los precios de los combustibles de las estaciones de servicios, ya que esto depende de sus valores internacionales. “Es una cuestión exógena al país, no se puede hacer nada”, dijo.

Al ser requerido con relación a que este aumento tiene impacto en la logística de las industrias que se suma al ajuste del salario mínimo, lo cual también afecta la estructura de costos de los empresarios, respondió que tampoco se puede hacer nada porque así lo establece la ley, y ésta se debe cumplir. “No nos queda de otra que ajustarnos los cinturones”, afirmó.

Ayer, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, firmó el decreto con el cual se actualiza el valor del salario mínimo. De esta manera, el sueldo pasará de G. 2.289.324 a G. 2.550.307, mientras que el jornal diario también sube de G. 88.051 a G. 98.089. Se trata de un alza de 11,4%.

La Asociación de Importadores y Comerciantes del Paraguay (Asimcopar), gremio que agrupa a multitiendas, había pedido al Gobierno atrasar -al menos hasta agosto- el ajuste del salario mínimo vigente, con el fin de que los empleadores puedan prepararse económicamente para el pago de los trabajadores. Argumentó que la disminución en las ventas dificulta cumplir con las obligaciones y sostener los empleos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.