Mario Abdo Benítez anuncia que este fin de semana se vacunará a vulnerables de 18 a 49 años

En su tercer informe de gestión, Mario Abdo Benítez destacó que el sistema de vacunación antiCOVID está avanzando y que este fin de semana se inmunizará a mayores de 18 a 49 años con enfermedades de base, previstos en la segunda etapa. Además, destacó que hay acuerdos para la compra de más de 10 millones de dosis en total.

Mario Abdo Benítez en su informe de gestión 2021.
Mario Abdo Benítez en su informe de gestión 2021.

“Este sábado 3 y domingo 4 de julio avanza a la fase 2 de vacunación (contra el COVID-19), con las personas de 18 a 49 años con enfermedades de base. Posteriormente, el plan continuará con docentes y las fuerzas públicas”, anunció el presidente Mario Abdo Benítez en su informe de gestión brindado de manera virtual esta mañana.

El mandatario también destacó que “el proceso de adquisición de vacunas fue incesante y prioritario”, aunque admitió que las entregas no se dieron dentro de los plazos que esperaba el Gobierno.

Cabe resaltar que actualmente se está vacunando a los adultos mayores de 50 años, siguiendo un calendario con las terminaciones de cédula, y a las embarazadas con más de 20 semanas de gestión.

La inscripción de mayores de 18 años ya se encuentra abierta desde el pasado 12 de junio y en la planilla los ciudadanos debían indicar, bajo declaración jurada, que tienen ciertas patologías de base que los hacen vulnerables.

Más de 10 millones en acuerdos, pero apenas 1 millón llegó

Mario Abdo también indicó que hay actualmente cinco acuerdos que fueron concretados por el Gobierno nacional en los últimos 6 meses para la adquisición de 10.279.000 dosis de diferentes procedencias: más de 4.279.000 de Covax, 2 millones de Covaxin y 1 millón de Sputnik V, Hayatvax, Vaxxinity y Pfizer, respectivamente.

Sin embargo, el país hasta la fecha solo recibió 1.343.350 dosis: 858.750 adquiridas por contrato y 484.600 fueron donaciones.

Destacó que hay 209 centros vacunatorios a nivel país, de los cuales 14 son masivos, que fueron instalados con apoyo de instituciones públicas y del sector privado.

Mario Abdo aseguró que el 90% del personal de blanco ya fue inmunizado y el 70% de los adultos mayores registrados en la plataforma Vacunate también recibieron sus vacunas, lo cual implica un total de 703.409 ancianos. “Hoy la vacunación alcanza un promedio de 14.000 personas por día, llegando incluso a 25.000 personas”, enfatizó.

No quiso pintar un “país de maravillas”

En otro momento, el Presidente destacó que la economía paraguaya ha demostrado resiliencia en medio de una pandemia y destacó el “enorme esfuerzo de comerciantes y trabajadores para sostener el empleo, el consumo y la producción”.

“El Estado, que de manera inédita destinó fondos a su sistema sanitario, no paró de invertir en áreas estratégicas para la infraestructura económica. Decir todo esto no significa querer pintar un país de maravillas ni negar los déficits en que esta gestión pudo incurrir; somos conscientes de la necesidad de dar más respuestas, los paraguayos tienen razón en demandar más respuestas”, declaró.

En ese sentido, dijo que los reclamos ciudadanos son la prueba de un “país libre”. “Hasta el último día de mi mandato pondré todo mi empeño en rectificar, corregir y saldar las deudas que todavía tenemos y el pueblo reclama legítimamente”, añadió.

Seguidamente, resaltó una vez más el aumento de camas de terapia intensiva, pues desde que asumió se instalaron nuevas 274 camas de cuidados intensivos, implicando un 175% de incremento a nivel país. También añadió que se construyeron 17 pabellones de contingencia, con 581 camas nuevas.

En otro momento admitió los problemas por falta de medicamentos e insumos, lo cual atribuyó directamente a la crisis regional que implicó la dificultad de compras desde el extranjero.

Insistió en que ningún país “estaba preparado”

En su informe de gestión, repitió que ningún país estaba listo para enfrentar una pandemia de esta magnitud y el Paraguay no estaba exento. “Cuando asumimos jamás nos imaginamos que íbamos a atravesar una pandemia y es importante que todos reconozcamos que nadie en el mundo estuvo preparado para afrontar de un día para otro un colapso sanitario de esta magnitud y sus consecuencias”, consideró excusando las falencias denunciadas.

Aseguró sin embargo que el Gobierno fue el primero en tomar medidas tales como el cierre de las fronteras, el redireccionamiento de recursos, y la promoción de planes y proyectos para hacer frente al covid.

“Este Gobierno hizo la mayor inversión en Salud, que se tiene registro en los últimos años. Impulsó como ningún otro el gasto en obras públicas, para que el impacto de la pandemia en la economía sea el menor posible. Este Gobierno hizo todo lo que estaba a su alcance para no soltarle la mano a su gente”, aseguró, aunque los números de empresas que quiebran aumentan a diario.

Seguidamente, admitió levemente las falencias de su gestión, sin ahondar mucho en ellas ni recordar los hechos de corrupción, las dosis mal suministradas, las personas fallecidas que figuran como vacunadas ni muchos otros hechos que fueron denunciados pero cuya investigación no ha avanzado.

“Con esto no quiero decir que no nos hemos equivocado, que hicimos todo bien. Claro que hubo muchas cosas que podríamos haber hecho mucho mejor o de otra manera. Siento profundamente las vidas que se ha llevado este virus, acompañamos a todos los familiares en su dolor y duelo”, expresó.

Finalmente aseguró que “el tiempo que se viene será mejor”. “Las vacunas están llegando. Espero que pronto podamos volver a juntarnos sin miedo, a abrazarnos con nuestros seres queridos, para eso le pido a todos los sectores de la sociedad que renovemos el pacto de confianza, tolerancia y convivencia democrática. Este momento necesita de cada uno de nosotros, sin exclusiones de ningún tipo. Priorizando lo que nos une, vamos a salir adelante juntos, unidos y comprometidos por un país mejor”, sentenció al final de su extenso discurso cargado de autoelogios.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05