Nenecho gastó millones en batas, mientras recibía cientos en donación

El exintendente de Asunción que busca el rekutu, Óscar Nenecho Rodríguez (ANR), compró de manera directa miles de batas entre marzo y diciembre de 2020. En el mismo periodo, Salud Pública le donaba 99.000 batas. Él entregó algunas a otros intendentes colorados y otros cientos de batas fueron abandonadas en húmedos depósitos.

Batas donadas por el Ministerio de Salud permanecieron tiradas en los depósitos, mientras la Municipalidad compraba el mismo producto.
Batas donadas por el Ministerio de Salud permanecieron tiradas en los depósitos, mientras la Municipalidad compraba el mismo producto.ARCENIO ACUÑA

Acorralada por una orden judicial, la Municipalidad de Asunción publicó esta semana los documentos que respaldan compras directas por unos G. 6.600 millones, realizadas con el argumento de la emergencia sanitaria por covid, entre marzo y diciembre del 2020.

Entre los documentos hay facturas de la empresa Diest Medicinal SRL, de Benicio Cano, que prueban que desde marzo en adelante, la Comuna compró por lo menos 500 batas quirúrgicas, a G. 67.980 cada una, por mes, además de la misma cantidad de gorros quirúrgicos.

Diest es la misma firma que en marzo proveyó saturómetros supuestamente para vacunatorios, cuando en esa época ni habían vacunas en Paraguay. También vendió aparatos de presión, balones de oxígeno y hasta tres “escalerita de 2 peldaños” a G. 450.000 cada una, todo supuestamente para atención médica en marzo, cuando en ese momento todos los dispensarios médicos y hasta el policlínico municipal, estaban cerrados.

Benicio Cano, dueño de Diest, es tío de María Victoria Cano, dueña de Bastian Comercial, una de las firmas que proveyó detergente francés a unos G. 358.000 cuando el representante del producto en el país lo ofrece a G. 120.000 en adelante. Los Cano son una de las familias beneficiadas con las compras directas. Mediante Diest, Bastian y La Comercial Asuncena, cerraron seis contratos por un total de G. 2.086.522.120.

La compra de batas se dio en los mismos meses en que la Municipalidad de Asunción recibía ese producto como una donación del Ministerio de Salud, cuyo director de Insumos Estratégicos de Salud Pública, doctor Derlis León, confirmó que en total entregaron 99.000 batas a la Comuna y que cada caja contiene 100 unidades.

En plena crisis por pandemia, cada bata costó más de G. 30.000 a Salud Pública. Sin embargo, Nenecho regaló a intendentes correligionarios suyos una parte de las batas donadas para la Comuna. Por ejemplo, en enero pasado otorgó 10.000 batas al intendente de Coronel Oviedo, Eladio González.

Lo que no se regaló, tampoco se usó. Al menos un centenar de cajas donadas por el Ministerio se encontraron el jueves en un subsuelo del palacete municipal y otro centenar de cajas yacían en un pasillo de la Terminal de Ómnibus. Tras el descubrimiento, ayer la Municipalidad intentó deshacerse de las evidencias donándolas al hospital de Mariano Roque Alonso.

Salud pidió informes a la Municipalidad

El ministro de Salud, Julio Borba, dijo ayer a ABC Cardinal que ya pidieron informes sobre lo sucedido con las batas donadas por el Ministerio de Salud a la Municipalidad de Asunción. Explicó que fue mediante un convenio firmado con la Municipalidad de Asunción que la cartera sanitaria realizó la entrega de las batas que luego fueron halladas en estado de abandono en depósitos.

“Las batas no son de uso hospitalario, se usaron en las terminales de ómnibus o en algunos dispensarios”, explicó Borba. Así también contó que ya pidieron informes al respecto, pero que ya depende de la Comuna capitalina distribuir las batas para utilizarlas correctamente en esta pandemia.

Contraloría indaga despilfarro

A través de la nota 5.617, la Contraloría General de la República pidió ayer una serie de informes detallados sobre las compras realizadas por la Municipalidad de Asunción para saber qué hizo con el dinero del Objeto de Gasto 831, utilizado en compras directas alegando emergencia sanitarias y con el que se adquirieron productos presuntamente sobrefacturados. Se exigen documentos desde enero de 2020 a enero de 2021.

La CGR emplaza al intendente César Ojeda (ANR) a responder el pedido en cinco días hábiles, es decir, a más tardar para el próximo viernes 15 de octubre. En la Comuna dijeron que harán “todo lo posible” para cumplir el plazo.

Igualmente en la Fiscalía se analiza la denuncia presentada el jueves por candidatos opositores a la Intendencia.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05