El consumo del mercado eléctrico paraguayo creció en 2021 solo 3,4%, corrigió la ANDE

La tasa de crecimiento del consumo de energía eléctrica en 2021 fue el 3,4%, según el último informe que remitió la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) a ABC. En principio, en un informe anterior, la estatal anticipaba, con una sobredosis de optimismo, que esa tasa aumentaría 5,8%.

Vista aérea de la nueva subestación de Altos, inaugurada la semana pasada.
Subestación de Altos. La demanda acumulada de energía eléctrica en 2021 fue solo del 3,4%, no del 5,8%, como inicialmente informó la ANDE.Gentileza ANDE

La tasa que se incrementó en un 6% se relaciona con la demanda máxima de potencia del mercado eléctrico paraguayo, cuyo pico se alcanzó el 23 de febrero de 2021, con 3.777 MW, equivalente a la capacidad instalada de casi 18 centrales del tamaño de Acaray o a la de Yacyretá, más tres usinas del tamaño de Acaray.

Reiteremos que la demanda máxima de potencia se registra en una hora y en un día de excesivo calor, sencillamente por los usuarios de la empresa eléctrica estatal encienden sus aparatos aparatos acondicionadores de aire con la comprensible intención de atemperar la rigurosidad del clima.

La otra tasa se utiliza para medir la cantidad de energía que consumió el mercado nacional en los 12 meses del año y con ese propósito se utiliza la unidad KWh, que es la que la ANDE utiliza para medir nuestro consumo mensual y por ende aparece en nuestras facturas.

Del 5,8% al 3,4%

En el informe que la estatal envió a nuestro diario el 31 de diciembre último, en respuesta a un par de preguntas que le habíamos formulado, se lee cuanto sigue: “En cuanto al consumo de energía acumulado al 29.12.21 se tiene 18.859 GWh, 5,8% superior al valor registrado y acumulado en el mismo perídoo del 2020 (17.832 GWh)”.

Visto que el material informativo, cuya redacción se basó en este dato, lo publicamos el martes último, con el título “el consumo del mercado eléctrico paraguayo creció 5,8% en 2021, según la ANDE”, el mismo día recibimos la nota en la que los voceros de la estatal rectificaban el dato anterior. En otras palabras la demanda “el consumo anual de energía eléctrica del Sistema Interconectado Nacional (SIN) en el año 2021 fue de 18.567 GWh, que presenta un crecimiento del 3,4% con respecto al año 2020″ (17.956 GWh).

La tasa corregida, 3,4%, de acuerdo con nuestros archivos, inclusive está por debajo de la del año pasado, caracterizada ya por su escasa estatura: 3,80%.

Promedio del 5% en siete año

Si limitamos nuestro enfoque sobre el lapso comprendido entre el 2014 y el 2021, veremos que tasa promedia de esos ocho años años fue del 5%, luego del pico del 7,20% en 2014, que descendió al 5,35% en 2015 y aún más en 2016, que fue del 4,62%. Recordemos que 2016 fue año del máximo récord de generación de Itaipú, con 103.098 GWh, el que por lo visto benefició muy poco a nuestro país.

En 2017 la demanda del SIN casi no se alteró, 4,65% respecto del año anterior, subió a 5,64% en 2018, se mantuvo en 5,56% en 2019, para caer al 3,80% en 2020 y al 3,40% del pasado.

La contracción de la demanda, obviamente, es un síntoma, un indicador que la utilización paraguaya sigue muy baja, a pesar de que cuenta con 8.550 MW en las centrales binacionales.

Causas posibles

Apuntemos también que en el esquema de uso final de energéticos, la electricidad, limpia y renovable, solo cubre del 19% de todo el consumo y que el 42% sigue proviniendo de la biomasa, principalmente leña y carbón y el restante 39% de derivados del petróleo.

La caída de los últimos años podría imputarse a los ramalazos de la pandemia del covid-19 que golpearon con dureza rn los dos últimos años el aparato productivo nacional, a pesar la recuperación del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) en el último, según confirmaciones del Banco Central del Paraguay y del Ministerio de Hacienda.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.