Atentado en San Bernardino: ni empresa ni ambulancia de UTI estaban habilitadas

La Superintendencia de Salud clausuró ayer la empresa Servicio de Ambulancia y Emergencia (SAE), contratada para el festival Ja´umina, por no estar inscripta en el Ministerio de Salud. La firma tiene una ambulancia con UTI, pero su uso tampoco está autorizado por falta de un paramédico, dijeron.

La empresa que prestó el servicio de ambulancias para el concierto Ja´umina, no estaba rrgistrada. Su unidad de soporte avanzado, que habría sido utilizada para transportar a Vita Aranda al hospital, tampoco. Ayer fue clausurada la firma.
La empresa que prestó el servicio de ambulancias para el concierto Ja´umina, no estaba rrgistrada. Su unidad de soporte avanzado, que habría sido utilizada para transportar a Vita Aranda al hospital, tampoco. Ayer fue clausurada la firma.

Los asesores jurídicos de la Superintendencia de Salud, Freddy López y Christian Coronel, clausuraron ayer la sede de la empresa SAE, ubicada en Capiatá. Es por no estar inscripta en el Registro Nacional de Entidades Prestadoras de Servicios de Salud. Además, de tres ambulancias que tienen, dos de categoría convencional están habilitadas, pero la tercera, que es la unidad de soporte avanzado (o de UTI), tampoco está habilitada para su uso, explicó López.

El asesor jurídico detalló que la clausura es temporal, mientras la empresa regularice su situación ante el Registro. Sin embargo, paralelamente se abrió una investigación respecto a la atención que SAE brindó durante el concierto Ja´umina, organizado por la firma G5Pro en el anfiteatro José Asunción Flores, de San Bernardino, el domingo pasado.

“Si colectamos elementos probatorios contra ellos (SAE), seguramente abrimos un sumario. Y eso puede determinar un cierre definitivo de la base y del uso de sus móviles”, señaló López.

En el marco de esta investigación, la Superintendencia pidió informes a G5Pro sobre el contrato con SAE y pidió a la empresa que reporte qué ambulancias se utilizaron, qué servicios realizaron, quiénes fueron sus paramédicos, si estos están aptos, entre otros datos. “De manera preliminar nos dijeron que tenían las tres ambulancias en la cobertura”, indicó el abogado.

El asesor jurídico también detalló que la ambulancia de alta complejidad de la empresa no está habilitada por el Ministerio de Salud ni inscripta en la Superintendencia, “porque no tenían un paramédico para que pueda estar operativa su ambulancia. Esa fue la fundamentación del propietario de la ambulancia”, señaló López.

La investigación e intervención a SAE se realiza luego de denuncias públicas de familiares de Cristina “Vita” Aranda. Durante el sicariato ocurrido en el concierto, que dejó dos fallecidos y cinco heridos, ella recibió una bala en la cabeza, falleciendo horas después.

Su marido, Iván “Tito Torres”, y su hermano, José Aranda, se quejaron del pésimo servicio prestado por la ambulancia, cuyo chofer se perdió camino al Hospital Nacional de Itauguá y debió ser tranquilizado por el propio Torres, según dijo este último.

El director de la Superintendencia de Salud, doctor Ignacio Mendoza, en conversación con ABC Cardinal prácticamente reconoció que no se controla a las prestadoras del servicio de ambulancia, ya que una dirección habilita y la otra registra, pero hay una laguna sobre la fiscalización.

La Fiscalía también investiga, además del sicariato en sí, el sistema de seguridad y las condiciones de atención médica que se brindaron durante el concierto.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.