Universidad Taiwán funciona con habilitación provisoria del Cones por falta de sede

La Universidad Politécnica Taiwán Paraguay es una institución nómada, debido a que no tiene edificio propio. El Consejo Nacional de Educación Superior (Cones) le concedió una habilitación provisoria por 18 meses para su funcionamiento, que ya lleva tres años. Ahora requiere de una prórroga para seguir.

Examen de ingreso a la Universidad Politécnica Taiwán Paraguay en 2019, un año antes de que llegara la pandemia.
Examen de ingreso a la Universidad Politécnica Taiwán Paraguay en 2019, en el predio del Comité Olímpico Paraguayo.Archivo, ABC Color

La Universidad Politécnica Taiwán Paraguay tiene una habilitación provisoria por 18 meses que le permite funcionar en un lugar prestado y está en espera de su sede definitiva, comentó Narciso Velázquez, presidente del Consejo Nacional de Educación Superior (Cones). Agregó que desde la institución educativa solicitaron una prórroga para seguir funcionando.

Según Velázquez, el pleno del Cones deberá definir si otorga o no la prórroga de la habilitación a esta universidad pública, que fue creada por Ley 6.096 en mayo de 2018, y cuyo primer examen de ingreso fue en 2019.

Actualmente, la Universidad Taiwán funciona en el Comando de Comunicaciones del Ejército, ubicado sobre la calle Sebastián Gaboto del barrio Tacumbú, según su rector, Carlino Velázquez. Anteriormente sus estudiantes daban clases en el predio del Comité Olímpico Paraguayo.

El presidente del Cones no respondió si esta se trata o no de la única universidad que el consejo habilita sin tener una sede donde instalar laboratorios, clases y demás.

Pese a que se trata de un pulmón verde en Asunción, refugio de fauna y flora, responsables de la universidad quieren construir un edificio de cuatro niveles en el predio del Parque Guasu Metropolitano. El proyecto aguarda desde el 2019 la venia de la Municipalidad.

El rector de la universidad dijo que el objetivo es construir un pequeño edificio en un espacio que no superará 1 hectárea de las 11 que le concedió el Ministerio de Defensa. La intención es usar diez hectáreas como parque, afirmó.

Hubo varias propuestas, pero fueron descartadas, dice rector

Velázquez admitió que varias otras propuestas para edificar la sede fueron estudiadas y rechazadas por arquitectos de Taiwán y las autoridades locales.

Teniendo en cuenta que la Universidad Taiwán Paraguay nació del seno del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), la primera opción fue su instalación en el Parque Industrial de Capiatá. “Desechamos ese lugar porque estaba a una hora y media de Asunción. Era muy lejos para los taiwaneses”, afirmó el rector.

La Costanera Norte era otra opción. “El problema es que las tierras allí son refuladas y tienen que pasar diez años para que se construyan más de tres niveles en ese lugar, y nuestro proyecto tiene 4 niveles”, explicó Velázquez.

De acuerdo al rector, más alternativas se sumaron, una en Villa Elisa, donde actualmente se encuentra Ciudad Mujer, y otra al costado de la Municipalidad de Asunción, cerca a las oficinas de Sedeco y Conacyt. La primera propuesta no resultó razonable a criterio técnico y la segunda no tenía espacio para estacionamiento.

Finalmente, el Colegio Militar de Capiatá fue tenido en cuenta, pero la distancia propició que fuera descartada.

Parque Guasu, la mejor opción para propulsores

El rector de la Universidad Taiwán dijo que se llevó adelante el análisis del predio del Parque Guasu y que, según el plan regulador de la Municipalidad, es posible construir en el área cedida por Ley, porque es una propiedad militar y no es área protegida.

“No pueden ser legisladas (las tierras militares) por la Junta Municipal o la Intendencia. Nosotros quisimos hacer de ese lugar un parque y plantar un bosque nativo con ayuda de A Todo Pulmón”, indicó.

Velázquez dijo que las condiciones actuales del espacio verde no son las propicias para su uso, por lo que la construcción de la universidad propiciaría el uso recreativo de ese espacio. “Los ambientalistas dijeron no quitar un área verde, pero tienen que ver cómo está el lugar ahora. Nadie se va a limpiar, es un ñanandy realmente. Nosotros vamos a limpiar y vamos a dejar ahí. No vamos cortar árboles como tales”, expresó.

Según expresaron, la iniciativa permitiría el uso durante las 24 horas del día.

Carlino Velázquez comentó que Taiwán donó U$S 150 millones para el pago a docentes durante el periodo lectivo de 2018-2023. De esto, U$S 14.5 millones está destinado a armar un laboratorio. Este último, ante la falta de sede, está en contenedores.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.