En INC sigue la impunidad, que solo tiene pérdidas pese a millonarias “inversiones”

La Industria Nacional del Cemento (INC) debió ser una de las empresas públicas más prósperas tras la inversión de US$ 80 millones en sus fábricas de Villeta y Vallemí durante el Gobierno de Horacio Cartes. Sin embargo, la empresa pública va de mal en peor porque produce poco y tiene pérdida. La Fiscalía, casi tres años de haber iniciado su investigación, no imputó a nadie.

Molino que la INC compró de Engineering y que tiene constantes fallas.
Molino que la INC compró de Engineering y que tiene constantes fallas.

La Industria Nacional del Cemento (INC) debía ser una de las empresas más prósperas del Estado , porque tiene un mercado ganado y porque en sus fábricas de Villeta (Central) y Vallemí (Concepción) se invirtieron US$ 80 millones de los bonos soberanos durante el gobierno de Horacio Cartes, para que la empresa pueda aumentar la producción y con ello sus ganancias.

Sin embargo, hoy debe más de 700.000 bolsas de cemento a sus clientes y el año pasado cerró con una pérdida superior a los G. 50.000 millones, según fuentes de la empresa estatal, cuyo titular, Ernesto Benítez, guarda bajo siete llaves el balance de la empresa, que hasta hoy ni siquiera lo presentó a la Dirección General de Empresas Públicas (DGEP), según confirmó la propia titular de este departamento, dependiente de Hacienda, Martha Peña.

El Gobierno anterior justificó la millonaria inversión de recursos públicos en la INC con le argumento que iba a aumentar su producción a 90.000 bolsas de cemento por día, pero esto está lejos de la realidad, ya que según fuentes extraoficiales de la empresa, como máximo entregan 35.000 bolsas por semana.

Asimismo, las costosas máquinas “nuevas” de la empresa, que fueron adquiridas en el marco de las millonarias apuestas (ver las inversiones en la infografía), siguen presentando fallas y que la producción se paraliza en reforma reiterada.

Molino chino de Engineering se sobrecalienta

Por citar algunos de los casos, el molino chino que la estatal compró de Engineering por US$ 12 millones, para con sospechosa frecuencia por sobrecalentamiento, además pierde aceite. El titular de la INC, Ernesto Benítez, fue el único titular de la INC que se animó a recibir la unidad, pese a sus problemas.

Hay serias sospechas de que Engineering, de Juan Andrés Campos Cervera, vendió un molino usado a la INC y que por eso no funciona como debería. La “superproveedora” fue señalada en el caso de la pasarela ñandutí por sus vínculos en las altas esferas del gobierno.

Asimismo, el costoso horno de la estatal de la planta de Vallemí, en el que invirtieron US$ 30 millones de los bonos, también se paraliza constantemente y que breve parará de nuevo para un “mantenimiento”, pese a que entre junio y setiembre del año pasado, la cementera volvió a gastar casi G. 4.600 millones más en su mantenimiento, no obstante, en diciembre último la producción de clínker se detuvo debido a la caída de hormigón y ladrillos dentro del horno.

Fiscalía “investiga” hace tres años, pero no imputó a nadie

Ya en agosto del 2019, la Contraloría General de la República (CGR) corroboró el fracaso en la inversión de los US$ 80 millones en la INC, pues habían prometido que aumentarían la capacidad de producción de clínker y de cemento, pero el resultado fue todo lo contrario.

Tras estas irregularidades que detectó el ente contralor, la Fiscalía inició una investigación hace casi tres años, pero que no avanza hasta ahora. El fiscal Jorge Arce, de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción, que está a cargo de las pesquisas desde diciembre del 2019, señaló ayer a ABC que la causa sigue abierta y que pidieron varios informes tanto a la empresa pública como a sus proveedoras.

Añadió que por ahora no puede hablar de posibles imputados en este caso, porque siguen las pesquisas y que pidieron informes a Engineering y a la empresa FlSMITH.

La Contraloría está realizando nuevamente dos auditorías en la Industria Nacional del Cemento, tras denuncias de irregularidades en la administración de la empresa de Ernesto Benítez.

En este sentido, Benítez se niega a brindar entrevistas a este diario, molesto por las publicaciones que cuestionan su administración. El alto funcionario inició inclusive una persecución dentro de la empresa a los que denuncian irregularidades, según se informó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.