Transportistas se alzaron con US$ 93 millones en subsidios, en diez años

Desde la creación del subsidio para empresarios del transporte del Área Metropolitana, en 2011, el Estado desembolsó en ese concepto más de G. 633.586 millones, unos US$ 93 millones al cambio actual. El 21% del total representa el valor pagado en 2021, de G. 132.510 millones (US$ 20 millones). Todo esto sin que haya habido una mejora real del servicio.

La gente expone su vida viajando en las unidades del transporte público del Área Metropolitana de Asunción, a pesar de que el servicio cuesta caro a los contribuyentes. En este caso, se trata de un colectivo de la Línea 56, una de las beneficiarias con los subsidios.
La gente expone su vida viajando en las unidades del transporte público del Área Metropolitana de Asunción, a pesar de que el servicio cuesta caro a los contribuyentes. En este caso, se trata de un colectivo de la Línea 56, una de las beneficiarias con los subsidios.Pedro Gonzalez

El viceministro de Transporte, Víctor Sánchez Chamorro, informó que el Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez desembolsó en 2021 un total de G. 132.510.501.913 (US$ 20 millones) en subsidios para empresarios del transporte público del Área Metropolitana de Asunción. Se trata de un reporte obtenido mediante el portal de Acceso a Información Pública (AIP), Expediente N° 57.902.

De esta manera se observa que conforme al histórico de pagos, el Estado desembolsó más de G. 633.586 millones (unos US$ 93 millones al tipo de cambio actual), desde la creación del beneficio (en 2011).

Así, sólo en 2021, el Gobierno destinó el 20% del total pagado en una década a los transportistas, quienes en contrapartida no mejoraron el servicio de traslado masivo de personas, según la queja constante de los usuarios. En teoría, el aporte estatal es una asistencia al usuario final para que este siga pagando el mismo valor por cada boleto, cuando en realidad la tarifa del servicio es más alta.

El año pasado, unas 41 concesionarias fueron beneficiadas con dinero del Estado solamente mediante la decisión del Ejecutivo, ya que los desembolsos se autorizan a través de decretos. En el mismo lapso, los empresarios también recibieron 20 millones de litros de gasoil de Petropar, a modo de regalo, con el objetivo de contener el precio del pasaje.

Por otra parte, no es detalle menor que reportes de los desembolsos no se encuentran en la web institucional del VMT, a pesar de que es información pública de gran interés, ya que las transferencias son pagadas finalmente por los contribuyentes. En otros países que también implementan el cobro electrónico, por ejemplo, sí facilitan toda la información generada por el uso del sistema, mediante datos abiertos, tales como cantidad de usuarios, buses operativos y sus características y otros. Incluso, reportan el combustible entregado como ayuda estatal.

Nuevas reglas, más egresos

A fines de junio pasado, el Ejecutivo emitió el Decreto N° 7.296 con el cual se aplican nuevas reglas para el pago de subsidio. Flexibiliza las exigencias, ya que sólo se requiere “un buen historial” de la empresa en los últimos 30 días o tres meses para recibir dinero, además de crear una nueva modalidad por servicio nocturno.

Anteriormente, los pagos se concretaban luego del análisis de la estructura de costos (tarifa técnica), ahora el Estado por primera vez implementa un pago adelantado y concreta transferencias sin sustento técnico. Por este motivo, los pagos hechos en abril y mayo son “parciales”. Se sabrá el monto final más adelante.

Mario Abdo, el más “generoso”

El Gobierno de Mario Abdo Benítez aumentó los egresos del fisco al pagar más subsidios a empresarios, incluso comparable al monto de 2014, cuando el Estado realizó un aporte único y condicional para renovación de la flota. Todo ello sin que se diera una mejora del servicio. Así lo reveló una auditoría hecha por la Contraloría General a Hacienda en 2019 y socializado en 2020.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.