Transferencias de Itaipú binacional al Paraguay caen un 8,72% en el 2021, la compesación por cesión, 15,9%

Las transferencias de Itaipú al Estado paraguayo se redujeron en 8,72% en comparación con las que se registraron en 2020, según se infiere del cotejo de los informes preparados por sus oficinas locales. La depresión más acentuada de esta tendencia se relaciona con la compensación por cesión de energía, que cayó 15,86%.

En 2021, el total de las remesas se redujeron a US$ 444.731.500, la compensación bajó a US$ 202.668.500 y los beneficios de la ANDE a US$ 40.518.500
En 2021, el total de las remesas se redujeron a US$ 444.731.500, la compensación bajó a US$ 202.668.500 y los beneficios de la ANDE a US$ 40.518.500gentileza

La Asesoría de Comunicación Social - División prensa del ente binacional informaba ayer que Itaipú remesó al Estado Paraguayo ( Hacienda y ANDE, a través del BCP) en el ejercicio que acaba de expirar US$ 444.731.500.

El espejo retrovisor de nuestra rudimentaria máquina del tiempo, con un pequeño salto, nos permite localizar y rescatar un cuadro parecido, pero correspondiente al 2020 y, por ende, con cifras diferentes.

En esta infografía se observa que las regalías arañaron los US$ 500 millones, US$ 487.242.700, que la entidad había transferido a los organismos oficiales de nuestro país, receptores de esos beneficios.

Merma del 8,7%

Por consiguiente, en 2021 los beneficios que el Paraguay recibió de Itaipú y a través de Itaipú se achicaron en 8,72 (US$ 42.511.200).

En nuestros análisis comparativo de las remesas de la binacional optamos por desglosar sus tres componentes: compensación por cesión de energía, en definitiva el precio de la energía paraguaya en Itaipú que cedemos, obligatoriamente, a Eletrobras. Royalties y las regalías propias de la ANDE.

En lo atinente a la Compensación, en 2020 nos pagaron a través de Itaipú: US$ 240.876.000; en tanto que en el año que afortunadamente nos acaba de dejar: US$ 202.668.500.

La diferencia entre uno y otro ejercicio, marcados con un rigor parecido por la sequía y por ende por la extraordinaria bajante del río Paraná, es de US$ 38.207.500 (un 15,86%).

¿Qué pasó?

Qué pasó, ¿Itaipú generó menos debido a la sequía? o Eletrobras aprovechó menos la energía paraguaya en la usina binacional debido a un menor apetito de espectro de usuarios causado por los síntomas del covid-19?

La respuesta a la primera pregunta cae por su propio peso, en 2021 la producción de la gran central cayó casi 14% con relación a la de 2020, datos que, concernientes al mismo hecho, ya exhibían una significativa merma con relación al 2019.

Respecto al segundo requerimiento, el escenario brasileño no podría comprenderse con respuesta simplistas. En los primeros días de diciembre pasado, en publicaciones brasileñas y regionales, se utilizaba ya la etiqueta “recesión técnica” en el intento por diagnosticadr el cuadro clínico de la economía el vecino país.

¿Y las costosas importaciones?

Por otro lado, en el balance de las importaciones brasileñas de electricidad, especialmente desde Argentina, leíamos que entre octubre de 2020 y setiembre de 2021, nuestros socios en Yacyretá exportaron -exprimiendo fuerza de flaquezas - al Brasil casi 6000 GWh con tarifas que promediaron US$ 160,5/MWh.

Además, que nuestros socios en Itaipú se vieron obligados a reactivar costosas centrales térmicas.

El último cuadro, con trazos aún provisionales, prueba que la crisis hídrica también afectó con seriedad de Itaipú y, principalmente, otro alto costo de oportunidad que desperdicia el Paraguay, por que sigue “exportando” su excedente en las binacionales casi a precio de costo a sus aparentemente ineludibles compradores (Brasil y Argentina)

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.