“Del fiscal nos encargaremos más adelante”: la amenaza que Pecci recibió en 2014

El fiscal Marcelo Pecci, asesinado el martes pasado en Colombia, llevaba adelante varios casos contra peces gordos del narcotráfico y del crimen organizado. El agente del Ministerio Público, cuyo sepelio fue este domingo en Asunción, también logró varias condenas, entre las que figura una a Jarvis Chimenes Pavão. Su abogada la amenazó durante el juicio y Pecci pidió dejar constancia de la misma.

Marcelo Pecci, asesinado en Colombia el martes pasado, en una foto hecha en 2021.
Marcelo Pecci, asesinado en Colombia el martes pasado, en una foto hecha en 2021.201543+0000 DANIEL DUARTE

Pavão — que fue extraditado al Brasil en diciembre de 2017 tras permanecer en la cárcel desde 2009 — fue condenado el 2 de mayo de 2014 junto a Carlos “Capilo” Caballero a 8 y 7 años de prisión, respectivamente, por asociación criminal, lavado de dinero y violación de la ley de armas.

El fiscal que llevó adelante el proceso y pidió esa misma pena para ambos era Marcelo Pecci.

Laura Casuso, abogada de Pavão, había dicho tras conocerse la sentencia que “del fiscal nos encargaremos más adelante”. Esto fue tomado como una amenaza por el propio fiscal, quien pidió que se deje asiento del incidente.

Cabe recordar que casi cinco años después de este hecho, Casuso fue brutalmente baleada por sicarios en Pedro Juan Caballero en la tarde del 22 de abril de 2019. Su deceso se confirmó en un hospital de esa ciudad en las primeras horas del día siguiente, el 23 de abril.

Pavão, por su parte, fue extraditado al Brasil el 28 de diciembre de 2017 tras haber cumplido su sentencia en Paraguay y después de varios incidentes planteados por la propia Casuso.

Entre ellos figura la concesión de un Habeas Corpus genérico que le dio el entonces juez de Santaní, Crescencio Ocampos, para intentar frenar la extradición. Ocampos, ahora exjuez y procesado desde 2021 por su supuesta implicancia en el intento de asalto a un banco, confesó que recibió US$ 140.000 para concederle el documento al capo narco.

En 2018, Pavão fue condenado – ya en Brasil – a 13 años y 5 meses de cárcel por haber liderado una red de narcotráfico desde la cárcel en Paraguay. Puntualmente fue por un caso de 2014. El narcotraficante estaba en prisión desde 2009 y hasta consiguió remodelar con lujos parte del penal de Tacumbú.

Lo denunciaron ante el JEM

Tras conocerse la condena a Pavão en 2014, Casuso denunció a Pecci ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), presidido en ese entonces por el senador – hoy fallecido – Óscar González Daher. Tres años después, también se conoció a través de varios audios que el exlegislador “tranzaba” los castigos a los agentes fiscales y magistrados.

La edición de nuestro diario el 1 de junio de 2014 recoge los detalles:

Pecci fue denunciado ante el Jurado por la desaparición de una camioneta Ford Ranger, color verde, incautada por el entonces fiscal Francisco de Vargas, en el año 2009, durante el operativo de detención de Pavão.

También le responsabilizan de la desaparición de una Toyota Hilux, color plata, año 1999.

Pecci había explicado que la camioneta Ranger no estaba bajo su responsabilidad cuando asumió el caso. Por ese motivo presentó una denuncia ante el Ministerio Público por la desaparición del vehículo.

En cuanto a la otra camioneta indicó que se puso a disposición del Tribunal de Sentencia durante el juicio y que la única diferencia es que en el acta de incautación figuraba como un vehículo de color azul plateado y no plata, como reclama Pavão.

Pecci fue absuelto, pero la amenaza de los narcotraficantes – al menos en esa dependencia judicial, el JEM, era frecuente.

Capilo y Bernando “Lalo” Villalba

El conocido narcotraficante Carlos Antonio Caballero, alias Capilo, fue capturado junto a Jarvis Chimenes Pavão el 27 de diciembre de 2009, en la estancia El Hotel en la zona de Yby Yaú, en el departamento de Concepción. El mismo también fue extraditado a Brasil, pero el 20 de enero de 2017.

Según los antecedentes, la justicia brasileña había manifestado que, a más de tráfico de cocaína (por este caso en particular de unos 430 kilogramos, armas y municiones), Capilo “exportaba” matones desde Pedro Juan Caballero para realizar las ejecuciones a pedido del Primer Comando Capital.

Antes de convertirse en diputado por el Partido Colorado en 2013, el actual senador suplente Bernardo “Lalo” Villalba fue defensor de Capilo. Entre otros narcotraficantes defendidos por el legislador suplente cartista figuraban Irineu “Pingo” Soligo, cabeza del narcotráfico, y su hijo Jonathan Wink Soligo.

En noviembre de 2014, ABC Color publicó una serie de notas sobre documentos encontrados cuando Villalba, además del exdiputado José López Chávez y hasta magistrados, eran vigilados en 2011.

Por ejemplo, “Lalo”, le había enviado un mensaje a Capilo que decía: “”Whisky Johnny Etiqueta Azul. Una caja Agua Perrier y una caja Skol grande. Eso cuesta suspender la audiencia del 17″ (sic). En otro le indica que: “Apoyame a mí para diputado y vas a ver actuar a un diputado que vale!”.

A finales del año pasado, Bernando “Lalo” Villalba asumió la defensa del exgobernador de Central, el cartista Hugo Javier González, procesado por supuesto desvío de fondos. Es lo más reciente que se conoció sobre él en la arena política.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.